Una periodista…

Una periodista de Los Angeles que escribía en una revista de arte me pregunto al acabar el reportaje si famosos habían comprado cosas mías. La miro y les respondo que si. “¿Quienes?” pregunta. Le contesto que uno de mis clientes es el primer violín de la sinfónica de Londres. La miro y le pregunto “¿Quiere que busque a otro?”… “No, thanks.”